El próximo jueves 23 de junio el Reino Unido decidirá si sigue siendo parte de la Unión Europea (UE) o no a través de un referendo. Esta sería la primera vez que un país de la Unión Europea abandone la unión política y económica de los 28 países que la conforman., y se pudiera interpretar como el inicio de la caída del gran proyecto de unión europea, en cuyos orígenes estuvo la idea de evitar otra gran guerra en el continente después del desangramiento de la Segunda Guerra Mundial. La pregunta es si el Reino Unido permanecerá o saldrá de la Unión Europea, 43 años después de ingresar en su antecesora, la Comunidad Económica Europea. La Unión Europea La Unión Europea es una asociación económica y política compuesta por 28 países europeos que abarcan juntos la mayor parte del continente. Se originó en el periodo posterior a la Segunda Guerra Mundial para impulsar la cooperación económica, con la concepción de que a medida que aumentara la interdependencia económica entre los países, disminuyeran las posibilidades de un nuevo conflicto. En 1958 se creó la Comunidad Económica Europea (CEE), para la cooperación económica entre seis países: Alemania, Bélgica, Francia, Italia, Luxemburgo y los Países Bajos. Luego se creó el gran mercado único de la Unión Europea que siguió avanzando, posiblemente hasta ahora cuando peligra su estabilidad ante la posibilidad de la salida de la Gran Bretaña de ella ¿Qué es el Brexit? Brexit es la abreviatura de Britain (Gran Bretaña) y Exit (salida), es decir, la salida del Reino Unido de la Unión Europea. El orígen del término Brexit nace del Grexit, utilizado para especular sobre la salida de Grecia de la Unión Europea en los momentos más intensos de la crisis en ese país. Causas del referendo El referendo es una respuesta a las presiones del partido nacionalista de derecha UKIP, que defiende la salida de la UE, porque alegan que ha cambiado mucho en las últimas décadas y que ejercen cada vez más control sobre la vida diaria de los británicos. De acuerdo a la BBC, detrás el referendo hay antiguas y nuevas tensiones: el recelo ante la burocracia de Bruselas, el control de la inmigración, la defensa de la soberanía nacional, el orgullo por un carácter británico insular y diferenciado del resto de Europa y los retos de seguridad, entre otras. Consecuencias de un posible Brexit El Fondo Monetario Internacional (FMI) hizo una clara advertencia sobre los graves riesgos para la economía británica que produciría la salida de Reino Unido de la Unión Europea como consecuencia del referendo convocado para el próximo 23 de junio. En un discurso pronunciado en Londres, la directora del Fondo, Christine Lagarde, sostuvo que el impacto del Brexit sería entre “bastante malo” y “muy, muy malo” para la economía de Reino Unido y ha considerado posible que se desencadene una recesión. Lagarde alertó que el Brexit constituye un “riesgo importante” para la economía mundial. El Fondo considera que la incertidumbre sobre el resultado del referendo ya comienza a tener efectos negativos sobre la economía británica. En caso de que el país decida permanecer en la UE, ha señalado Lagarde, se corregiría en el segundo semestre la pequeña desaceleración del crecimiento observada en la primera mitad del año, atribuible en parte a la incertidumbre provocada por la perspectiva del referendo. El FMI destaca que las transacciones en el mercado inmobiliario han caído abruptamente en los primeros meses de 2016, y la libra esterlina ha sufrido una depreciación del 9% desde noviembre y el riesgo de default soberano se ha duplicado. Por otra parte, el informe advierte de que una eventual salida de la UE cuestionaría el status de la ciudad de Londres como un hub financiero mundial. De acuerdo al multimillonario y gurú financiero George Soros, la economía en la Unión Europea y mundial están al borde del colapso si se aprueba el Brexit, por lo que ha aumentado sus inversiones en oro en los últimos meses. Encuestas De acuerdo a las encuesta publicada por el diario ‘Evening Standard’, realizadas por la empresa Ipsos MORI y publicada el jueves, la salida de la Unión Europea se impondrá. Según el sondeo 53% de los electores votarán por la salida del Reino Unido de la Unión Europea con una sólida ventaja de 6 puntos porcentuales frente a la permanencia en la UE. El estudio denota un claro avance de la opción Brexit, que aumenta en 10 puntos porcentuales su apoyo y por primera vez supera el 50 por ciento de respaldos, en detrimento de la permanencia de Reino Unido en el bloque comunitario. El diario ‘Evening Standard’ ha destacado que es la primera ocasión en que la opción de la salida se sitúa como favorita en el sondeo de Ipsos MORI desde que el primer ministro británico, David Cameron, anunció la consulta electoral, en enero de 2013. En conclusión, es muy probable que el Reino Unido salga de la Unión Europea. Los mercados han corregido a la baja descontando esta posibilidad. Aunque el FMI ha advertido que las consecuencias podrían ser nefastas para la economía inglesa e internacional, parece que la población inglesa no hace caso y votará por el Brexit. Nuevamente vemos que a veces los seres humanos toman decisiones privilegiando medidas populistas y políticas por encima de la sana malicia que da el sentido común de la economía.