¿Ni un paso atrás o retirada táctica? Esto se pregunta el analista político y creador del socialismo del siglo XXI, Heinz Dieterich, en el artículo escrito en su blog: “Maduro entró a Stalingrado”, sobre los escenarios que pueden ocurrir en Venezuela.

El planteamiento es: por un lado, la del General Padrino López, al que considera madurista, que reafirma la política de status quo de  “ni un paso atrás”y por el otro, el del General chavista Rodríguez Torres que favorece una solución política negociada con las fuerzas opositoras, es decir, una retirada táctica.

Dietrich no dice cuál de las dos ganará, pero si se plantea cuál de las dos posiciones  tiene la razón?

De acuerdo Dietreich la respuesta la considera obvia : que Rodríguez Torres tiene la razón por los siguientes motivos:

1  La crisis energética hace imposible defender por más tiempo la plaza, por la cual Padrino López convoca inmolarse.

2  Bloquear a la oposición mediante el enfrentamiento sólo sería legítima, si el gobierno tuviera un proyecto estratégico de salvación viable. Pero no lo tiene.

3 La única salida que le queda al oficialismo es la retirada táctica y  “construir un gran compromiso político sobre el deseo de cambio que la gran mayoría de la población expresó el 6-D”.

Finalmente Dietrich no entiende cómo Padrino López, siendo un alto militar oficial y Fidel Castro un genio militar, no comprendan que la política de “ni un paso atrás” y la negación de la retirada táctica los pueda llevar a la “capitulación total”.

Más allá del excelente análisis que hace Heinz Dietrich sobre la táctica del gobierno, sobre si debe mantenerse o retirarse, la crisis alimentaria, medicinal y de seguridad sobrepasan los tiempos de decisiones  políticas y presionan a un inminente estallido social.  Y esto lo sabe muy bien el gobierno.

Es por ello que el presidente de la Asamblea, Henry Ramos Allup, revela información privilegiada sobre una “reunión de emergencia” celebrada entre el gobierno, el PSUV y las FAN.

Ramos Allup, aseguró en El Nuevo País que la cúpula militar a través de su Alto Mando integrado por generales y almirantes advirtieron al presidente de la República, Nicolás Maduro,  “que no asumirán el costo de la represión contra el pueblo en caso de estallidos, reventones o disturbios por saqueos, y mucho menos en manifestaciones políticas, porque para eso estaban los colectivos armados y los grupos paramilitares equipados y entrenados por cubanos”.

Es decir que las FAN ratificaron que no van a disparar contra pueblo y se negaron a reprimir a la oposición en caso de un estallido popular porque “Los militares no asumirán el costo de la represión contra el pueblo” tal como lo dejó entrever el General Padrino López días atrás en el programa del periodista José Vicente Rangel por Televen.

Amanecerá y veremos. Finalmente Dietrich en su artículo recuerda que si el gobierno insiste en mantenerse en el poder, podría pasarle como a “Napoleón en su catastrófica retirada de Rusia (1812),  donde sólo improvisará y tratará de sobrevivir de derrota en derrota, hasta que el referendo y la fase paramilitar de la oposición, ya iniciados y que el gobierno no puede impedir, lo lleven a la implosión”.