En el mes de junio, el secretario general de la OEA Luis Almagro, durante una sesión extraordinaria denunció lo que considera alteraciones graves del orden democrático en Venezuela. Al evaluar la situación del país cuatro meses más tarde se evidencia que cada día hay más elementos a favor de la aplicación de la Carta Democrática Interamericana. Así lo cree la analista internacional Giovanna de Michele, quien en el programa Con Todo y Penzini por Globovision dijo que no le extrañaría que en los próximos días veamos una actualización del informe que presentó Almagro, con nuevos hechos que evidencien el deterioro en Venezuela. El problema para el Gobierno Nacional es que en este momento no tiene ningún logro nuevo que pueda exhibir, y Venezuela tiene ante el mundo, la peor imagen en toda su historia. Entre los puntos que evidencian el deterioro tenemos que el mecanismo de diálogo con Unasur no ha dado ningún resultado ni tampoco la gestión de Zapatero y los expresidentes, sobre un posible dialogo entre la MUD y el Gobierno. Otro punto muy grave es la posición de Venezuela ante el Mercosur, organismo al que el país le corresponde la presidencia pro tempore. Pero los gobiernos de Paraguay, Argentina y Brasil sostienen que la presidencia está vacante ya que no fue asumida a través de una cumbre de jefes de Estado, protocolo habitual para el traspaso, y que tampoco hubo consenso entre los miembros. Sobre el tema la analista considera muy grave el hecho que Venezuela esté en conflicto con casi todos los países miembros de Mercosur y considera una pésima señal el hecho que el presidente venezolano haya retirado a su embajador en Brasil, en protesta por la suspensión de la presidenta Dilma Rousseff. De Michele también considera que existen varios elementos indicadores de que la democracia venezolana no está gozando de un estado de salud plausible porque el Gobierno venezolano se ha comprometido en la promoción y defensa de los Derechos Humanos y en garantizar la autonomía de los Poderes Públicos, y ante estas responsabilidades su gestión ha quedado en “entre dicho”. Recientemente, el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, calificó de “alarmante” la situación político-social en Venezuela. Biden expresó que las limitaciones a la libertad de prensa y la satanización de la oposición “no es lo que se espera de democracias comprometidas con la Declaración Universal de los Derechos Humanos y con la Carta Interamericana y ciertamente, no está a la altura de los estándares democráticos que definen a la mayoría de nuestro hemisferio”. La canciller Delcy Rodríguez calificó de injerencista el pronunciamiento del vicepresidente Joe Biden sobre Venezuela. Giovana de Michele  dijo estar en desacuerdo con la declaración de la Canciller, porque Venezuela ha suscrito acuerdos democráticos en el ámbito internacional, y en base a dichos acuerdos se apoyó Joe Biden porque no se están cumpliendo las garantías de estabilidad social. Sobre el posible diálogo o negociación entre el Gobierno y la oposición la analista no lo cree ya posible, y opina que Venezuela entró en un conflicto existencial en el que o gana el oficialismo a gana la oposición, por lo que con estas circunstancias se cierran las posibilidades de negociación. De acuerdo a de Michele: “Cuando hay conflicto existencial, o existe el gobierno o la oposición, pero no pueden existir los dos, y cuando se llega a ese escenario se cierran las posibilidades de negociación porque ya no hay intereses en común, el único interés es liquidar al adversario”. Sobre la denominada Toma de Caracas la analista piensa que es otra señal al mundo sobre deterioro de la gobernabilidad en Venezuela, porque una cosa es que un país se gobierne con baja popularidad y otra que una “multitud” adverse y quiera sacar al presidente del poder exigiendo un revocatorio. “Una cosa es que tu tengas oposición y baja popularidad y otra que la gente te esté pidiendo en la calle que te vayas, así no puede mantenerse un gobierno” comentó. Por todas esas razones es que muy probablemente se produzca una actualización del informe sobre Venezuela de Almagro, y que finalmente se aplique la Carta Democrática Interamericana.

Comentarios