“TrendinTopic” es un termino utilizado en las redes sociales sobre aquello que se vuelve tendencia, de lo que más se habla en ese momento en las redes sociales. Aunque no todo se puede decir en los medios venezolanos -por la Ley Mordaza que obliga a la censura- a través de las redes sociales logra colarse la información sobre la gravedad de la crisis venezolana. Yubraska Chacón, la voz de un comediante, y unos dibujos animados de “Dora, la bachaqueadora”, se han vuelto virales por revelar la verdad sobre el negocio del bachaqueo en Venezuela. Un contenido viral es aquel que se difunde de forma multitudinaria en Internet, ya sea a través de redes sociales, correo electrónico, mensajería instantánea, entre otros. Los contenidos que se vuelven virales suelen ser aquellos que apelan a las emociones, debido a que -en su mayoría- son humorísticos y, normalmente, no nacen con la intención de que se vuelvan virales. Yubraska Chacón se ha convertido en la voz del pueblo: una mujer de origen humilde quien, a través del teléfono, comparte con sus amigos las calamidades que pasa en las colas de los supermercados y sus preocupaciones como madre de cuatro hijos. “Con nuestra comida no se metan”, “le quieren cerrar el saiber”, “vente golda, que necesito refuerzos”, “Aló, ¿Yonkeider?, ahora cuánto costará el chevetico por el aumento de la gasolina”, son algunos de los temas tratados jocosamente por @layubraska. Sus mensajes de voz empezaron a reenviarse a través de la aplicación WhatsApp, llegando a tener más 46.000 seguidores en Twitter y 87.000 en Instagram. Aunque el personaje quiere alejarse de la política, le resulta inevitable. Una vez Yubraska Chacón hizo referencia a la frase de la dirigente Jacqueline Faría, cuando dijo que “la gente la pasa rico en una cola”. El creador del personaje pensó: “¡Wow! No puede ser que se pase rico 5 o 6 horas en una cola”, pero Yubraska Chacón desnuda la verdad y dice que conoce a simpatizantes muy cercanos al oficialismo que le han dicho: “No nos vamos a caer a mentiras diciendo que la gente pasa rico en una cola”. Otro video que explota las redes es el de “Dora, la bachaqueadora”, emulando a la famosa serie de dibujos animados “Dora,  la exploradora”.   En este video Dora busca -entre sus “amiguitos”- con qué se van a rebuscar en el supermercado para “bachaquear”: “a buscar arroz y pañales (a precios regulados ) para venderlos luego muy caros”. El mono “monkey” la llama para decirle que se dirija a Plaza Venezuela para bachaquear pollo y jamón, a lo que Dora le pregunta si ya habló con el guardia y éste le responde que “eso esta listo”, revelando así la complicidad y mafias que trabajan en este gran negocio en el que se ha convertido el bachaqueo. Luego le informa al mono que se va a llevar la cédula de cinco amiguitos y hasta una que le robó a una amiguita. Termina el video con Dora y sus amigos comiendo en un picnic, celebrando que habían ganado mucho dinero, planificando “el bachaqueo” para el día siguiente en una farmacia. En ambos casos, lo que se revela, es el crecimiento de la industria del bachaqueo en Venezuela. Grandes mafias conformadas por almacenistas, gerentes de automercados que actúan en complicidad con funcionarios y fiscales, miembros de organizaciones y bandas colectivas, son las que controlan en clanes las colas de los supermercados. Lo triste es ver ciudadanos que ni que lleguen a las tres de la madrugada a hacer la cola le garantiza que pueda comprar los productos, ya que -gracias a estas mafias- las colas “paren gente” y los hampones armados le dicen que ya tienen a 200 personas por delante. El subsidio no le llega al pueblo y mientras exista ese megadiferencial cambiario entre DICOM y el DIPRO tendremos a “La Yubraska”, “Dora, la bachaqueadora” y nuevas expresiones que continuarán revelando la verdad de la crisis que padece el venezolano de a pie.  

Revise también:

Penzini Analítica