Un suceso sin precedentes: por primera vez en la historia una selección de fútbol venezolana llega a la final de un torneo mundial de la FIFA. La vinotinto sub-20 de Rafael Dudamel venció al combinado de Uruguay en la tanda de penales de un partido de semifinal que terminó con empate a un gol en el marcador y que se tuvo que decidir desde el fatídico punto penal.

El partido era una cita histórica para ambos. Para el conjunto de Uruguay era necesario vencer y demostrar su valía en un torneo en el que tuvieron un desempeño óptimo. Mientras que para Venezuela el compromiso era llegar por primera vez en la historia a la final de un torneo mundial de la FIFA.

El partido se mantuvo sin goles en la primera parte hasta que en el minuto 49 de juego el árbitro principal, el polaco Szymon Marciniak pitara un penalti a favor de Uruguay con ayuda del sistema de repetición puesto que el silbante había determinado que, en principio, no había falta dentro del área.

El tiro penal fue ejecutado de buena manera por Nicolás de la Cruz, quien mandó a guardar la pelota por el centro del arco para vencer a Wuilker Fariñez.

Desde ese momento el partido fue cuesta arriba para Venezuela, pero los criollos lograron mantener la diferencia de un gol y atacaban constantemente buscando la igualdad. En el minuto 76 de juego ingresó Samuel Sosa, un cambio que le ha dado resultados a Dudamel en partidos anteriores y que se ha convertido en uno de los jugadores fijos en ingresar al terreno de juego en los minutos finales.

En el minuto 90 de partido el combinado uruguayo cometió una falta cerca de su área. Venezuela tenía la oportunidad de oro para empatar el compromiso y forzar el alargue. Sobre el balón se pararon Adalberto Peñaranda y Samuel Sosa. Fue este último quien, de pierna zurda y al poste del portero, mandó un zapatazo salvaje pero preciso que puso el empate en el marcador y el sueño de ser finalistas mundiales seguía vigente.

El partido pasó por el alargue sin goles y llegaron los penales. Instancia que en ocasiones anteriores no ha sido positiva para Venezuela, pero que esta vez tendría un resultado diferente. Fue en ese momento cuando Wuilker Fariñez se hizo más grande lo que ya es y, con dos penales atajados, le dio el pase a la vinotinto sub-20 a su primera final en la historia en un campeonato en el que marchan invictos y tan solo con dos goles encajados.

Minutos después se supo contra quién jugará Venezuela en la final, luego de que la selección de Inglaterra Sub-20 remontara ante Italia (3-1) en la semifinal disputada en Jeonju. Italia disputará el partido por el tercer y cuarto puesto con Uruguay.

Venezuela, que enfrentará a Inglaterra en la final del torneo este domingo 11 de junio, podría emular a Serbia, equipo que en 2015 se alzó con la Copa Mundial jugando todos sus partidos de la ronda de eliminación en la prórroga, algo que ningún combinado había logrado antes.

Todos los partidos de Venezuela en esta ronda eliminatoria se han resuelto en la prórroga, o en los penales, como ocurrió este jueves 8 de junio, fecha que pasará a la historia deportiva del país.

Fuente: Efecto Cocuyo