La banca raciona la entrega de billetes por taquilla o cajeros automáticos porque no ha aumentado la cantidad de especies monetarias.

Desde el 12 de julio no llegan cargamentos de billetes al país, por lo que el BCV controla con celo la distribución.

La autoridad monetaria no tomó la previsión de emitir suficientes notas de las nuevas denominaciones en vigencia desde enero (Bs 500, Bs 1.000, Bs 2.000, Bs 5.000, Bs 10.000 y Bs 20.000), mientras que la inflación sigue su curso indetenible devorando el poder adquisitivo del bolívar. Cálculos de expertos sitúan el alza de precios este año alrededor de 1.000%.

De acuerdo con economistas, la crisis de efectivo se agravará con el aumento salarial esperado para este mes y con la llegada de los dos últimos meses del año, cuando se cancelan utilidades y aguinaldos a los empleados por la fecha navideña.

¿POR QUÉ LA BANCA LIMITA LA ENTREGA DE BILLETES?

No hay un monto establecido porque no es una disposición oficial. Cada entidad bancaria decide -en función de la cantidad de efectivo del que disponga- cuánto entregar a clientes y no clientes para tratar de atenderlos a todos.

Algunas instituciones permiten retiros de Bs 30.000, el monto más común;  otras entidades llegan a dispensar Bs 50.000 con algo de suerte, pero en los últimos días, Bs 20.000 pareciera el límite por el que se han transado varios bancos ante la fuerte escasez de dinero.

No es una situación nueva, pero desde diciembre de 2016 el problema ha ido creciendo a la par de la inflación.

La vigencia del billete de 100 bolívares, que al cierre de julio abarcaba 45,7% del total de billetes en circulación, ha sido extendida en ocho ocasiones y se espera que cuando venza la última el 20 de este mes, sea prorrogada otra vez.

Las entidades bancarias han tenido que restringir la entrega de billetes para no quedarse sin efectivo desde temprano en la mañana. Una fuente del sector dijo a El Estímulo, que sencillamente tienen que “estirar” el efectivo disponible para poder atender a la mayor cantidad de personas posible, aunque la mayoría no quede satisfecha con el monto dispensado. “Hay que ser equitativos”, dijo.

Ahora y luego de varias reuniones con el Banco Central de Venezuela (BCV) y la Asociación Bancaria de Venezuela (ABV), la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) ha puesto sobre la mesa la propuesta de llevar a Bs 10.000 los retiros interbancarios en cajeros automáticos.

Fuentes bancarias advierten que la medida “castiga a las entidades que cuentan con más cajeros electrónicos porque van a tener que atender además de su demanda, a clientes de otros bancos”.

Con esta propuesta el gobierno busca principalmente no seguir afectando a los más de 3 millones de pensionados y jubilados, que dada las limitaciones en la entrega de dinero, deben volver y una otra vez al banco para retirar la totalidad de su pensión, ahora en Bs 126.791,03.

Fuente: El Estímulo

Comentarios