La inflación no deja de reducir la capacidad de compra de los venezolanos. Esta semana el kilo de azúcar blanca tiene un valor de entre 22.000 y 35.000 bolívares.

De acuerdo con una publicación del diario Panorama, hasta la semana pasada, el producto tenía un valor máximo de 18.000 bolívares, es decir, que este incremento es de entre 80% y 94,4%.

“Eso es demasiado. Para alguien que gana sueldo mínimo, se le hace cuesta arriba adquirir el azúcar a ese precio. Yo resolveré comprándola detallada en las bodegas”, manifestó un ciudadano al periódico regional.

La otra opción que tienen los compradores es la bolsita de azúcar, que es ofrecida en hasta 5.000 bolívares.