El historiador y escritor, Rafael Arráiz Lucca, se refirió este miércoles en el programa Con Todo Y Penzini a uno de los temas que ha desatado controversia en el país debido al significado que se le otorga a su simbología.

Se trata de los retratos del presidente Hugo Chávez y de El Libertador Simón Bolívar, que fueron retirados de la Asamblea Nacional (AN) tras su reciente instalación.

“Esas fotos nunca han debido estar allí porque la AN es el poder soberano del pueblo, de un colectivo y por ello no puede individualizarse con imágenes de ningún presidente, ni siquiera de El Libertador, su retrato sí debe estar en otras áreas del Palacio Federal Legislativo”.

Aseguró que el sector oficialista tiene todo el derecho de amar la memoria de Chávez, pero que no pueden imponerle “ese culto” al resto del país.

“Están en todo su derecho, eso no tiene discusión, lo que no puede hacerse es imponerle ese culto al resto de la nación ni dentro del hemiciclo de la AN porque es el sitio donde estamos todos”.

13-01-2016