Especialistas en materia política y de opinión pública aseguran que no debe subestimarse el esfuerzo que viene haciendo la Mesa de la Unidad Democrática en las negociaciones que mantiene con el gobierno. El politólogo Luis Salamanca afirma que no hubo ganadores ni perdedores luego del último encuentro y que cada sector cedió en sus posiciones en una entrevista concedida a el diario El Nacional

Ayatola Núñez

Destaca que el uso de algunos términos utilizados en el documento, que resultó de la segunda reunión plenaria como parte del diálogo nacional, no debe afectar los logros alcanzados. “El lenguaje hay que situarlo en el contexto de lo que se está haciendo, que en este caso es la búsqueda de un acuerdo”, indicó.

Puso como ejemplo el caso de los presos políticos. Dijo que un gobierno nunca reconocerá esa figura; sin embargo, comprometerse a su liberación es un buen resultado dentro de la negociación.

En materia económica agrega que el uso de la palabra boicot no significa un reconocimiento al sabotaje contra la economía. “La palabra boicot también aplica para el gobierno. Aquí de lo que no se puede hablar es de guerra económica porque es un calificativo del gobierno, y que no haya sido utilizado es una muestra de que cedieron ambos”.

El encuestador Félix Seijas Rodríguez añadió que la falta de claridad por parte de la oposición favorece al gobierno y genera la percepción de que los acuerdos materializan los temores de las personas que no apuestan por el diálogo. “Pareciera que le están dando tiempo al gobierno”, afirmó.

Explicó que el costo político se puede transformar en un costo electoral. No obstante, afirmó que la oposición, mediante una mensaje claro en el que expliquen que se trata de una maniobra, puede resolver el daño causado por los acuerdos de la segunda reunión de la mesa de diálogo.

“Momentáneamente, se ve disminuida su capacidad de convocatoria, pero puede recuperarla. Esto debilita circunstancialmente a la MUD, pero con una buena estrategia comunicacional que lo ubique como parte de una estrategia mayor y más amplia, se puede recuperar la confianza de los ciudadanos”.

Francisco Bello, presidente de Encuestadora Pronóstico, aseguró que el diálogo tal y como está planteado difícilmente traerá una salida a la crisis. Considera necesario preguntarle al Vaticano y a los observadores internacionales “si van a mantenerse en un diálogo dando concesiones a un régimen confeso y si la oposición va a permitir al gobierno seguir el juego de alargar los tiempos sin respuestas y salidas concretas a la inmensa crisis que afecta a todos los venezolanos”.

Provea critica el acuerdo

Tras la difusión pública del acuerdo de la denominada segunda reunión plenaria como parte del diálogo nacional, Provea señala que ninguna instancia de diálogo puede, legítimamente, avalar la violación y el desconocimiento de los derechos consagrados en la carta magna.

Provea valora que el problema de la escasez haya estado presente en la mesa de diálogo y que se haya acordado “priorizar a corto plazo la adopción de medidas orientadas hacia el abastecimiento de medicamentos”.

También critica que no se discutiera un cronograma electoral para regionales o revocatorio, lo que “constituye una violación conjunta de la voluntad popular, que debe ser expresada mediante el voto”.

Provea agrega que cualquier diálogo debe incluir, dentro de sus temas, el cese a la discriminación, la persecución a la disidencia política y la represión a la protesta social.