Para Gabriel Reyes, analista político, la denominada Toma de Caracas llevada a cabo el 01 de septiembre para exigir el revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro fue un éxito, luego de que se evidenciara el gran despliegue de venezolanos opositores en la capital del país.

“El éxito de la marcha se medía sobre la base de la imagen que se obtuvo . La dinámica política obliga que el Gobierno sienta la presencia de esta multitud y busque bajar el ruido contra el referendum”.

No obstante, indicó que pese a que el 1S era necesario, no es suficiente. Destacó que la convocatoria debe mantenerse vigente para que el Ejecutivo ya no pueda mostrarse indiferente ante la presión de los venezolanos que desean un cambio.

” Venezuela desea que se mantenga vigente la convocatoria, la cual se refresca con movilizaciones de calle y participación ciudadana. Si este comportamiento lo repetimos y lo mantenemos será muy difícil que el gobierno no entienda que la presión es real”.

Manifestó que el gran convocante de la protesta fue el hambre, la escasez y la desesperación por salir de un modelo económico que está destruyendo al país. Hizo un llamado a preservar la esperanza y el deseo de cambio. “Lo más importante es que la esperanza no muera, la gente salió decidida a la calle, se respiraba optimismo”.

El analista político aseveró que el Gobierno nacional tiene dos caminos; seguir utilizando la represión, lo que a su juicio, solo dejaría ver aún más un talante democrático precario; o reconocer que la única agenda es Venezuela.

Vía Globovisión.

Vea la entrevista:

 

Comentarios