El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) admitió demanda contra el gobernador del Estado Miranda, Henrique Capriles en la que se le ordena evitar que se obstaculicen las vías públicas con “barricadas”.

El documento explica que Capriles debe utilizar los recursos materiales y humanos necesarios y cumplir con su ordenamiento del tránsito de vehículos para garantizar un adecuado desplazamiento por las vías, además de impedir reuniones que limiten el libre tránsito y en los que se consuma bebida alcohólicas y sustancias psicotrópicas y estupefacientes.

Además, le exigen “garantizar la protección a los niños, niñas y adolescentes para que ejerzan plenamente sus derechos y garantías de conformidad con lo establecido en el Texto Fundamental y Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes”.

El TSJ ordena igualmente que Capriles de instrucciones a la Policía de Miranda con el fin de que se desplieguen las acciones preventivas para evitar delitos en la entidad.

Comentarios