El estudio de campo a cargo del Instituto Venezolano de Análisis de Datos  (IVAD), que se llevó a cabo entre 28 de enero y el 8 de febrero, entre todos los estratos socioeconómicos, dio un resultado un tanto negativo para la política del gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) es un mecanismo de racionamiento de alimentos que el gobierno hace llegar a sectores populares, a través de un sistema de distribución de bolsas o cajas casa por casa.

Ante la pregunta: ¿Qué opción prefiere Ud: Que surtan los supermercados y abastos donde pueda comprar libremente o que se mantengan los CLAP como mecanismo de distribución de alimentos?, 88,7% se inclinó por los canales formales de distribución, en tanto apenas 10,4% optó por los CLAP. Solo 0,9% no supo o no respondió.

Discriminado por zonas geográficas, en los llanos fue la región donde los CLAP consiguieron el mayor respaldo con 29,2%, seguido de los Andes con 14,6%. En el caso de los supermercados, occidente concentra 94,8% de las preferencias, seguido muy de cerca por Oriente con 93,9%.

Por estratos sociales, Venebarómetro hace la distinción entre tres clases, resultando el C el de mayor apoyo a los CLAP con 11%, escasamente por encima del 10,5% obtenido en la clase D. En el estrato A/B, 7,5% se decantó por esta opción.

La clase con mayores recursos prefiere en 91,8% hacer las compras en supermercados y abastos, mientras que la C y la D respondieron a favor con 88,4% y 88,%, respectivamente.

Los resultados de la encuesta son más elocuentes cuando se miden por tendencia política. 30,4% de los consultados que dijeron ser oficialistas, apoyan los CLAP como sistema de distribución de alimentos. Apenas 0,5% de quienes se identificaron como opositores optó por el programa social bandera del presidente Nicolás Maduro. 4,1% de los que apoyaron el mecanismo señalaron ser neutrales.

Si bien los que abiertamente se identificaron con el oficialismo y prefieren comprar en establecimientos formales, se ubicaron con el menor porcentaje alcanzado en las respuestas, lo lograron con un importante 67,4%.

Los identificados como de oposición seleccionaron los supermercados en 99,5% de los casos y los neutrales en 94,8%.

Este mes los CLAP cumplieron un año de funcionamiento en medio de denuncias de corrupción y entregas más esporádicas y de menos kilos.

Fuente: El Estímulo