Autoridades panameñas le impidieron el reingreso a unos 76 inmigrantes venezolanos que viven en Panamá de forma ilegal y que salieron a Costa Rica durante el asueto del Carnaval, según informaron fuentes oficiales.

La mayoría de los venezolanos salió de Panamá para renovar el permiso que les permite estar legalmente como turistas en el país y que expira a 180 días de la fecha de entrada, una práctica común entre los migrantes que no tienen residencia.

El movimiento masivo de personas en el marco de los días libres del Carnaval llevó a las autoridades a tomar una actitud más fuerte frente a quienes aplican esta estrategia y, de alguna forma, residen o trabajan ilegalmente en Panamá, según declaró el comisionado del Servicio Nacional de Migración en la provincia panameña de Chiriquí, Alfredo Córdoba.

El gobernador de la provincia de Chiriquí, Hugo Méndez, dijo el jueves a periodistas que este viernes sostendrá una reunión con Migración para conocer la situación de estas personas, algunas de las cuales aseguran tener más de tres días intentando entrar a Panamá con sus papeles en regla, según informan medios locales.

El grupo de venezolanos forma parte de un total de 89 personas a las que se les impidió la entrada en Panamá durante el Carnaval y sus días cercanos, por no cumplir con los requisitos migratorios, explicó.

Fuente: Panorama