El financiamiento concedido por entidades bancarias a través de tarjetas de crédito sumó Bs. 2.378.079,3 millones al término de julio del 2017, cifra superior en Bs. 338.158,4 millones (+16,6%) respecto al mes anterior y de Bs. 1.710.808,2 millones (+256,4%) con relación al mismo mes del año pasado, informó Aristimuño Herrera & Asociados, en su informe mensual sobre la banca venezolana.

Este resultado es el reflejo de la alta inflación que presenta la economía venezolana que se ha comido el salario de los venezolanos y ven en la tarjeta de crédito una alternativa inmediata para compensar la caída de su poder adquisitivo, pero que sin embargo para algunos casos puede ser peor el remedio que la enfermedad. Esto tomando en consideración que el uso indebido de la tarjeta de crédito puede conllevar a un ahogo financiero por parte de los deudores, dado que su capacidad de pago se puede ver disminuida por mayor endeudamiento.

Se espera que el crecimiento del financiamiento con tarjetas de crédito pueda acelerarse de manera más marcada a partir del cuarto trimestre del 2017, en línea con una inflación más elevada y la puerta a la entrada al cierre del año.

Por su parte, la banca ha venido revisando al alza las líneas de créditos de los tarjetahabientes en función al buen record con que han manejado el plástico.

Entre los 5 primeros bancos líderes en financiamiento de tarjetas de crédito al cierre del mes de julio están: Banesco, Provincial, Venezuela, Mercantil y Bancaribe.

Fuente: Banca y Negocios