Venezuela es el país de América Latina que abarca la mayor parte de los préstamos concedidos por China a la región entre los años 2012 y 2016, según datos de organismos internacionales, recogidos en un reporte del BBVA Research.

Los créditos bancarios del país del lejano oriente sumaron un total de $76.900 millones, de los cuales Venezuela captó 34%, equivalente a $26.146 millones. Superando a otros grandes receptores de préstamos como Brasil (33%) y Ecuador (16%).

En los cinco años previos (2005-2011) Venezuela abarcó 57%, con compromisos por $36.708 millones.

La relación entre Venezuela y China se estrechó en medio de la intención de este país de invertir en mercados emergentes y la afinidad política con gobierno de izquierda del presidente Hugo Chávez y que se ha mantenido tras su muerte, en el mandato de su sucesor, Nicolás Maduro.

En cuanto al comercio, el estudio BBVA indica que Venezuela es uno de los países con mayor dependencia con China, debido principalmente a sus exportaciones de crudo hacia la nación asiática.

Entre el año 2008 y 2014, el índice de dependencia de exportaciones, se incrementó 26%, estimulado por un aumento en el volumen de exportaciones petroleras a pesar de la caída del precio del crudo en 2014.

Adicionalmente a los préstamos, parte de los cuales se cancelan con petróleo, Caracas ha firmado numerosos acuerdos con China en áreas de petróleo, construcción, telecomunicaciones, transportes, satélites, entre otros, lo que ha permitido la instalación de varias empresas chinas en el país.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Geng Shuang, dijo en una conferencia de prensa este jueves que la cooperación financiera entre China y Venezuela se desarrollaba normalmente, esto luego de que el país suramericano lanzara un llamado de reestructuración de la deuda externa, pero que no incluirá sus compromisos con ese país.

Fuente: Banca y Negocios

Comentarios