En 2016 las exportaciones de crudo venezolano a Estados Unidos se desplomaron a los niveles más bajos de los últimos 25 años debido a la merma del envío de mezclas y crudo mejorado de la Faja Petrolífera del Orinoco (FPO), según estimaciones y datos de Thomson Reuters.

“La producción petrolera de Venezuela retrocedió el año pasado a su menor nivel en más de dos décadas y se espera que siga decreciendo en 2017 por falta de inversión en exploración y producción, así como por retrasos en los pagos a proveedores de la estatal Pdvsa”, precisa el reporte de Reuters.

Según la agencia, el descenso en la producción ha afectado a la mayoría de los clientes de la estatal de hidrocarburos, incluyendo a los de América del Norte. “El volumen de envíos a Estados Unidos el año pasado fue de 718.365 barriles por día, el menor nivel desde 1991”.

La unidad de refinación de Pdvsa Citgo Petroleum fue el mayor receptor de petróleo venezolano en suelo norteamericano en 2016, seguida por Valero Energy, Phillips 66 y Chevron Corp.

Las compras de estas empresas -según Reuters- se vieron limitadas ya que la importación estadounidense de petróleo venezolano está dominada por variedades de la FPO, cuya producción se ha visto afectada por la insuficiencia de los diluyentes que se utilizan para mezclar estos crudos.

Comentarios